Salud

Cómo acelerar la recuperación de un parto por cesárea

¿Cómo perder peso después de una cesáreacción? Recomendaciones para la pérdida de peso efectiva después de una cesárea, ejercicio para correr para perder peso, consejos para elegir la dieta adecuada para la pérdida de peso después de la cesárea

Cada madre, bebé que nació con cesáreas, surge la pregunta: cómo perder peso después de la operación. Toda mujer quiere verse bien arreglada, ordenada y efectiva. Pero si el parto tradicional permitió regresar al ejercicio físico una semana, entonces una cesárea es una razón para estar triste para muchos. Los músculos del abdomen después de la intervención del cirujano están sujetos a tensión, la tensión de la piel y el estómago se vuelven como un delantal arrugado e incluso doloroso. ¿Cómo perder peso después de una cesárea? Lo principal: no te pongas histérico. Siempre hay una alternativa.

¿Qué se puede hacer después de una cesárea?

  • La regla básica: estrictamente No puedes levantar pesas. El cuerpo femenino después del embarazo y el estrés como la cirugía abdominal, se requiere recuperación. Por lo tanto, para aumentar el peso de más de dos kilogramos prohibido. Por supuesto, la tarea es prácticamente imposible, dadas las migajas de peso que desea levantar todo el tiempo: balancearse, envolverse, etc. Por lo tanto, el bebé debe usar la mayor calma. Un peso más significativo en sí mismo no se está cargando.
  • Es imposible practicar deportes activos.. Deseo: apretar los músculos, volver a las formas antiguas y bombear la prensa, comprensiblemente. Pero ten paciencia alrededor de un mes.
  • No puedes tener sexo. Como ustedes saben, una de las consecuencias de dar a luz es la superficie de wounduterine. En el proceso de curación es una asignación de moco con sangre. Dura aproximadamente siete semanas, durante las cuales es imposible volver a tener relaciones sexuales debido al riesgo de infección en el útero. E incluso al vencimiento de este término deben preocuparse los remedios, porque el próximo embarazo se planificará solo después de dos años.
  • Tampoco puede descargar la prensa, ejecutar o exponer la tensión estomacal. Después de dar a luz, según los médicos, debe tomar seis meses. Y, volver a las cargas activas solo será posible después de la ecografía.
  • No utilizar para adelgazar diferentes dietas. El cuerpo del niño debe hacer todo lo que necesita sustancia, por lo que no puede ponerse a dieta mientras amamanta.
  • Es forb>

La mejor manera de perder peso después de dar a luz: lactancia. ¿Por qué? Es simple: durante la lactancia, el cuerpo libera naturalmente la grasa de la leche materna. Además de esa comida al alimentar al bebé también, competente, lo que impide el uso de productos innecesarios. peso sin daño a sí mismo y el niño puede perderse cuando porciones pequeñas frecuentes y menú bien organizado.

  • Fortalecimiento de los músculos abdominales. - La segunda etapa de la pérdida de peso. Pero vale la pena recordar que tales ejercicios pueden comenzar no antes de la desaparición del dolor en la cicatriz. Y el consejo del médico, por supuesto, no será superfluo.
  • No se puede excluir una forma de restaurar el tono de la piel como varios humectantes y exfoliantesMejora la circulación sanguínea. Sin embargo, la selección debe abordarse con precaución, teniendo en cuenta la salud del niño. Además, tiene sentido recordar la ducha de contraste.

    Una de las mejores formas de eliminar kilogramos adicionales y tirar de la figura después del parto es: piscina (aeróbic acuático). Lo principal: no persiga resultados instantáneos. Se paciente.

  • Uno de los ejercicios para la prensa está permitido para este período: fuerte retracción del ombligo antes de presionarlo contra la pared superior. Si se pasa más tiempo hacia el estómago, mejor será el efecto.
  • Es muy efectivo también contras>

    Jugando con bebe También le permite perder peso rápidamente. Este método será migajas agradables, y mi madre se beneficiará. Se puede poner poco sobre su pecho y levantarlo, eso provocará>

    Abdominoplastia El placer no es barato. Representa soboyslozhnoe y una cirugía larga para eliminar el exceso de piel y grasa en el área abdominal. Por lo general, se lleva a cabo bajo anestesia general. Adecuado para aquellas mujeres que no tienen el tiempo y el deseo de trabajar en la prensa de la manera tradicional.

    Cómo perder peso después de una cesárea. recomendaciones

    • necesariamente usar vendaje postparto. Aliviará el dolor después de la cirugía, cualquier tipo de problema y ayudará a fortalecer los músculos abdominales.
    • Los ejercicios para fortalecer la prensa comienzan lentamentecon cuidado La carga se aumentará gradualmente e inmediatamente se detendrá la ocupación en caso de dolor en el área de la articulación.
    • Duerme boca abajo. Esto contribuirá a una retracción gradual y al fortalecimiento de los músculos abdominales.

    Haga ejercicio al menos quince minutos al día.. Las clases regulares con un aumento gradual de la intensidad le permiten regresar rápidamente a la cifra anterior.

    Lo principal: no se desespere. Está claro que no logrará los resultados deseados de inmediato. El cuerpo necesita tiempo para recuperarse y reagruparse. Cree en ti mismo, no sueltes un>

    Qué esperar después de una cesárea

    Muchas guías sugieren que la recuperación completa de una cesárea lleva de 4 a 6 semanas. Sin embargo, cada persona es diferente, y muchas investigaciones sugieren un tiempo de recuperación significativamente más largo. Algunos estudios, por ejemplo, han encontrado que el 60 por ciento de las mujeres tienen algo de dolor en la incisión 24 semanas después del parto.

    Un médico de confianza, una comunidad de apoyo de otras personas que han tenido partos por cesárea y la disposición de hacer preguntas pueden ayudar a comprender el proceso de recuperación.

    Inmediatamente después del parto

    La mayoría de las mujeres que se someten a una cesárea reciben un bloqueo epidural o espinal. Esta forma de anestesia adormece el cuerpo pero aún permite que la persona esté despierta.

    Puede tomar varias horas recuperar la sensación después de una epidural. No será posible caminar o usar el baño sin ayuda, durante este período postoperatorio inmediato. La mayoría de las mujeres tendrán un catéter durante varias horas después del parto para ayudarlas a orinar.

    Si se necesita anestesia general, despertarse puede llevar algo de tiempo. Una mujer puede sentirse aturdida, con náuseas, asustada o confundida cuando sale de la anestesia.

    Para muchos padres nuevos, la preocupación más importante es el bebé. Solía ​​ser una rutina para el personal del hospital quitarle el bebé a la madre después del parto. Ahora, muchos hospitales ofrecen las llamadas cesáreas suaves.

    La cesárea suave significa que si el bebé está bien, puede dejarlo descansar sobre el pecho de la madre o que otro cuidador lo sostenga mientras el cirujano cose la incisión en el abdomen de la madre.

    Es importante que las personas pregunten si esta es una opción antes del procedimiento y que comuniquen sus deseos sobre el cuidado del bebé con el personal médico.

    Características de las violaciones después de una cesárea

    La cesárea es un procedimiento quirúrgico que consiste en una incisión quirúrgica del abdomen y el útero para el nacimiento de un niño. Este procedimiento generalmente no se planifica por adelantado, si no hay evidencia, y los médicos generalmente recurren a él en caso de emergencia, cuando el nacimiento del feto es imposible de la manera natural. Los médicos recomiendan la cesárea por varias razones, por ejemplo, su hijo está en la posición incorrecta o el feto es ideal para un parto fisiológico seguro. Otras posibles razones para usar la cesárea son los problemas con el cordón umbilical, la placenta y el cuello uterino. Además, si usted o su hijo tienen ciertos problemas de salud, una cesárea puede ser la mejor opción.

    Durante la cesárea, se realizan dos incisiones, una externa en la piel y los músculos abdominales, y la otra, en el útero. Después del nacimiento, tanto en el útero como en el estómago, se aplican suturas. Los puntos internos en el útero se disolverán durante varios días. Pero en algunas mujeres, la curación del útero puede llevar más tiempo que la curación de las articulaciones externas de la piel, por lo que debe tener cuidado, ya que esto puede causar dolor. El dolor abdominal después de una cesárea puede desarrollarse por dos razones principales: dolor nervioso y dolor muscular. Los músculos abdominales después de la cesárea pueden restaurarse durante mucho tiempo, ya que las fibras musculares no pueden entrelazarse de la misma manera que antes. Esto puede causar molestias y dolor. El dolor muscular es, de hecho, la causa más común de dolor crónico después del parto por cesárea en general. Tal dolor puede ocurrir espontáneamente, pero también puede ser causado por un trauma (por ejemplo, durante la cirugía o el parto). Vale la pena recordar que los cambios hormonales en el embarazo y el parto, así como la falta de sueño y el estrés del cuidado del recién nacido, todo esto puede mantener una sensación de dolor crónico crónico.

    Los dolores en la parte inferior del abdomen después de una cesárea surgen cuando los músculos se tensan y se contraen demasiado, formando sitios de espasmo local. Los espasmos causan una disminución en el flujo sanguíneo en esta área y comprimen los nervios, lo que aumenta aún más el dolor.

    Después de la cesárea, este tipo de síndrome de dolor miofascial puede afectar la pared del abdomen o los músculos del piso pélvico. Y esto puede causar dolor de estómago después de una cesárea, incluso después de un mes, especialmente con actividad física.

    El abdomen grande después de una cesárea también es un problema común, que se asocia con una violación de la integridad y la coordinación del movimiento de las fibras musculares. Esto demuestra la necesidad de usar ejercicios para mejorar el tono muscular y el tono.

    Los espasmos en el abdomen después de una cesárea también pueden ser causados ​​por una violación de la conducción nerviosa. Cuando el dolor continúa durante varios meses, la señal en el sistema nervioso comienza a cambiar, y esto puede aumentar el dolor. Cuando el estómago se adormece después de una cesárea, esto suele ser causado por trastornos de conducción a lo largo de las vías nerviosas. Puede haber problemas durante la anestesia epidural, que pueden causar daños a las fibras nerviosas con una recuperación prolongada.

    En el proceso de regeneración de la piel hay varias etapas.

    En la primera semana hay cambios inflamatorios. En esta fase activa, las células del tejido conectivo y los macrófagos se apresuran al área del daño para comenzar la reparación del tejido. Este es el lugar donde en el futuro sentirás un dolor de dibujo u hormigueo.

    Durante los primeros tres meses después de la operación, las células del tejido conectivo y la epidermis se multiplican activamente. Al mismo tiempo, se forman un nuevo colágeno y capilares. Durante este período, puede sentir que la recuperación en el área de la cicatriz causa tirantez y picazón en la piel.

    Hasta el final del primer año hay una etapa de remodelación de la piel y la formación de la cicatriz final. El colágeno se reforma y comienza a madurar la cicatriz. Las sensaciones generales en este momento en la fase de restauración de la piel son picazón o dolor accidental alrededor de la cicatriz después de movimientos activos. Esto sugiere que la cicatriz es un resultado inevitable de la cirugía y que los tejidos circundantes más densos pueden causar una acumulación de células grasas alrededor de la cicatriz, ya que el área de la cicatriz en sí está llena de colágeno y no hay lugares para las células grasas. Dado que hay cambios de peso después del embarazo y piel floja, todos estos factores pueden influir en la formación de un pliegue en el abdomen después de la cesárea. Este pliegue se forma precisamente por la acumulación de células grasas, que se encuentran en la región de las áreas maleables de la piel y el tejido subcutáneo alrededor del rumen. El abdomen por encima de la sutura después de la cesárea también puede aumentar si el peso de una mujer después del embarazo no desaparece rápidamente o si no hay acciones específicas que eviten tales consecuencias desagradables.

    , , , , ,

    3 respuestas

    Realmente creo que deberías probar Weight Watchers. Hice esto porque no tuve tiempo para hacer ejercicio y perdí 40 libras en 6 meses solo con WW. Coma cada 2-3 horas para que pueda acelerar su metabolismo.

    Lamentablemente, es posible que nunca vuelva a su tamaño original. Eso es solo parte de ser madre. Mis caderas cambiaron de forma de forma permanente y terminé obteniendo un trabajo de senos para parecer más proporcionado. (parte superior del cuerpo pequeña, caderas grandes).

    Las primeras 24 horas

    Las primeras 24 horas después de una cesárea presentan muchos de los mismos desafíos que un parto vaginal. Estos incluyen a la madre que se adapta a la nueva paternidad, que intenta amamantar y que recibe visitas. Las personas que se someten a cesáreas enfrentan desafíos adicionales.

    La mayoría de las personas que se recuperan de una cesárea permanecen en el hospital de 2 a 4 días.

    Coágulos de sangre

    Uno de los mayores riesgos de la cesárea es desarrollar un coágulo de sangre en la pierna. Esto es más probable en personas con sobrepeso o que permanecen inmóviles por largos períodos.

    Las mujeres que no pueden caminar pueden tener esposas especiales en sus piernas diseñadas para mantener la sangre en movimiento. De lo contrario, si pueden caminar, es esencial que se levanten y se muevan lo más rápido posible.

    Obstáculo

    En las primeras 24 horas, es común sentir dolor en el sitio de la incisión. Muchas mujeres también sienten calambres postparto a medida que el útero se encoge. Estas sensaciones se sienten similares a los calambres menstruales, pero pueden ser más intensas.

    Vigilancia de infección

    Una enfermera o un médico controlarán cuidadosamente la incisión por cesárea en busca de signos de infección. También revisarán el sangrado vaginal. Incluso después de una cesárea, el útero tiene que arrojar lo que queda del embarazo. El sangrado vaginal generalmente dura de 4 a 6 semanas después del nacimiento y es más intenso durante los primeros días.

    ¿Qué debo esperar después del parto por cesárea?

    La hinchazón del abdomen después de una cesárea es una enfermedad común. Con mayor frecuencia, las mujeres tienen hinchazón alrededor de la cara, el abdomen y los tobillos, así como en las extremidades, incluidos los brazos y las piernas. Tal hinchazón persiste con mayor frecuencia durante una o dos semanas después del parto. Del mismo modo, una sección del corte también puede hincharse. Todos estos tumores pueden causar hormigueo y dolor, que pueden convertirse en una fuente de incomodidad e incomodidad.

    Tal hinchazón surge del hecho de que durante el embarazo aumenta el volumen de líquido circulante al aumentar el volumen de sangre en un 50% para nutrir y proteger al bebé. Además, una baja concentración de proteínas y la dilución de la sangre conduce a una baja concentración de hemoglobina y a la acumulación de líquido. Durante el parto, no toda la sangre sale del cuerpo. La causa más común de edema posparto son las hormonas. Durante el embarazo, el cuerpo produce una gran cantidad de progesterona. El exceso de progesterona provoca la retención de agua y sodio en el cuerpo, lo que provoca hinchazón después del parto. Cuando el útero se expande con el bebé en crecimiento, ejerce presión sobre las venas de las extremidades inferiores y, por lo tanto, restringe el flujo de sangre a la parte inferior del cuerpo. Como durante todo el embarazo hay acumulación de líquido, el líquido tardará un tiempo en salir después del embarazo. La combinación de estos factores (volumen sanguíneo adicional, cambios hormonales y retención de líquidos) causará hinchazón del abdomen y las extremidades después del embarazo.

    Los problemas con el estómago y los intestinos después de una cesárea son causas muy frecuentes de complicaciones y sensaciones desagradables. La mayoría de los anestésicos ralentiza significativamente el trabajo del sistema gastrointestinal de la madre. Conducen a una disminución en el tono de los músculos del intestino y al estancamiento de los alimentos. Y dado que los anestésicos tardarán un tiempo en desaparecer, es posible que mamá tenga que sufrir acumulación de gases en los intestinos y, por lo tanto, hinchazón después del procedimiento. La hinchazón después de una cesárea puede ser causada por la acumulación de gases. Esta es una sensación muy desagradable, ya que puede causar dolor y una sensación de tensión en el abdomen.

    La cesárea se considera relativamente segura, pero este método de parto crea un mayor riesgo de ciertas complicaciones que con los nacimientos fisiológicos. Después de la cesárea, las complicaciones más comunes para la madre son: enfermedades infecciosas, pérdida severa de sangre, náuseas, vómitos y dolor de cabeza intenso después del parto (asociado con anestesia y procedimiento abdominal). Un abdomen duro después de una cesárea es una de las complicaciones más peligrosas, ya que habla del desarrollo de procesos infecciosos graves. Si los microorganismos han ingresado al área de la sutura postoperatoria, pueden extenderse rápidamente a través de la cavidad abdominal. Además, las bacterias pueden ingresar a la ruta interna a través del útero cortado. Con el tiempo, la multiplicación activa de microorganismos provoca una reacción inflamatoria que afecta al peritoneo, que es un signo del desarrollo de peritonitis. Esta es una condición grave que requiere acción. Cuando la peritonitis, el abdomen es tan duro que se parece a una tabla y no se puede tocar. Si el estómago es sólido sin ningún otro síntoma, puede desarrollarse con estreñimiento postoperatorio.

    Los riesgos a largo plazo de la cesárea pueden desarrollarse en unas pocas semanas. Tales complicaciones incluyen inflamación de la piel en el área de la costura. El enrojecimiento en el abdomen después de una cesárea en el campo de la cirugía puede desarrollarse debido a la inflamación local de la piel. Esto también se aplica a condiciones peligrosas, en las que inmediatamente necesita ver a un médico.

    4 maneras de reducir el peso después de un parto por cesárea

    Algunas de las áreas importantes que requieren ejercicio después de un parto por cesárea son los músculos en forma de corsé llamados abdominales transversales. Estos músculos rodean la columna vertebral, los músculos del piso pélvico y los músculos del abdomen y la espalda.

    Vuelva a su peso anterior al embarazo con estos sencillos pasos para bajar de peso después de una cesárea.

    1. Amamantar

    Es de conocimiento común que la lactancia materna es la mejor manera de proporcionar nutrientes a su bebé recién nacido. Sin embargo, lo que la mayoría no sabe es que la lactancia materna también puede ser una ayuda efectiva para perder peso.

    La lactancia materna puede quemar alrededor de 300 a 500 calorías por día. Esta puede ser la forma ideal de perder ese peso extra en la barriga.

    ¿Cómo recuperarse después de una cesárea?

    La recuperación después de una cesárea generalmente toma varias semanas. El útero se cura en unas seis a ocho semanas. La recuperación completa después de la cirugía puede ser de tres a siete semanas. Las mujeres que tienen una cesárea sin complicaciones pasan aproximadamente 3 días en el hospital.

    ¿Puedo acostarme y dormir boca abajo después de una cesárea? Cada vez que quiera acostarse o darse la vuelta desde la espalda al estómago, primero debe acostarse de lado, acostarse un poco para equilibrar la presión en la cavidad abdominal. Solo después de esto, ya puede acostarse boca abajo durante unos minutos. Inmediatamente después de la operación, puede acostarse boca abajo durante varios minutos para evitar la aparición de hernias. Un mes después de la cesárea en el abdomen, ya puedes dormir.

    Muchas mujeres jóvenes, especialmente si se convirtieron en madres por primera vez, están interesadas en la cuestión de cómo extraer y apretar el estómago después de una cesárea y cuándo irá el estómago después de una cesárea. Todo esto depende de las características genéticas de la piel y el tejido subcutáneo, así como de la mujer misma y su deseo de recuperarse lo antes posible.

    Los métodos más efectivos para eliminar todas las consecuencias de la cesárea son la gimnasia y el masaje.

    Después de que su cuerpo se recupere por completo de la operación, puede realizar una buena actividad física. Recuerde que es más importante que se mantenga saludable que perder peso en detrimento de la salud. Su cuerpo necesita descansar lo suficiente después de la cirugía para recuperarse y darle la oportunidad de cuidarse a sí mismo y al bebé. Relájate durante los primeros meses y disfruta de la felicidad de la maternidad. Puede comenzar el ejercicio en 4-6 semanas, si no hubo complicaciones y el médico lo permite.

    Hay varios consejos que ayudan a restaurar el cuerpo después del embarazo y no a aumentar de peso.

    1. Aumentar el consumo de agua. El agua es el elixir para tu cuerpo. No solo hidrata la piel, sino que también la hace más elástica. Esto ayuda a quemar calorías de manera más eficiente y es una excelente manera de mantener su piel sana y densa.
    2. La lactancia materna es importante. Además de ser la fuente de nutrición para su hijo, la lactancia materna también es muy importante para usted. Cuando el bebé come leche materna, se necesita energía no solo de él, sino también de su madre, para sintetizar leche nueva. Por lo tanto, se gasta mucha energía en la madre, lo que acelera su metabolismo y evita el exceso de peso.
    3. Consumir proteína: la proteína es buena para el crecimiento muscular. También contiene un nutriente importante llamado colágeno, que ayuda a fortalecer la piel. Su ingesta de proteínas afecta su peso y el alcance de su actividad física. En promedio, debe consumir 50 g de proteína.
    4. Otra buena manera de tensar su piel es usar un exfoliante exfoliante en su estómago cuando se ducha. Esto ayuda a mejorar la circulación sanguínea al aumentar el flujo de sangre en esta área. También crea una piel nueva, sana y más flexible.
    5. El uso de cremas y lociones que contienen colágeno, así como vitaminas E, C, A y K, mejora la condición de la piel y reduce la apariencia de la cicatriz. Aplique tales lociones sobre la piel floja, ya que esto ayudará a tensar la piel después del embarazo.

    Por lo general, lleva al menos seis semanas recuperarse lo suficiente de la operación principal para comenzar a practicar deportes. Una caminata rápida, tal vez con un niño en una carriola, así como nadar o andar en bicicleta, son ejemplos de formas suaves y de bajo perfil de actividad física. Puede comenzar con esto, para adaptarse al estrés y que su actividad física no sea demasiado dura, ya que esto puede conducir a la pérdida de leche. Correr también puede ser una opción para realizar actividad física después de caminar.

    Criar a su hijo a veces es un entrenamiento en sí mismo, pero no es suficiente para suavizar su barriga. Haga solo 30 minutos, un par de veces a la semana, para entrenar todos los músculos básicos, aumentar su metabolismo y estimular la quema de grasa.

    Comience con un conjunto de 8-12 repeticiones de movimientos, como sentadillas y consecuencias. Puedes hacer sentadillas simples, aunque funcionan en los músculos abdominales superiores, no inferiores. Demasiadas sentadillas también pueden ejercer presión sobre el útero y los órganos internos. No debes hacer más de 10 sentadillas a la vez, y no hagas más de tres series de 10 sentadillas por día. Siempre respire durante el ejercicio y apriete simultáneamente los músculos pélvicos y los músculos abdominales inferiores.

    Intente comenzar con dos entrenamientos por semana que duren 15 minutos y, si lo desea, aumente gradualmente. Aumente la duración del entrenamiento en cinco minutos cada dos semanas. Detenga el ejercicio de inmediato si siente dolor o se cansa.

    Los ejercicios para el abdomen después de una cesárea pueden comenzar después de un entrenamiento ligero. Existen diferentes tipos de ejercicios y estos son algunos de ellos:

    1. Acuéstese sobre la parte posterior de una alfombra suave, con las piernas separadas y las rodillas dobladas en un ángulo de 45 grados.

    Aprieta los músculos inferiores del muslo cuando levantas las caderas del piso.

    Levante las caderas hasta tal punto que estén a la par con la parte superior del cuerpo. Mantenga esta posición por unos segundos.

    Baje lentamente las caderas hacia el piso.

    1. Párate en el piso y coloca tus pies en el ancho de tus hombros, pon tus manos en tus caderas.

    Levanta tus manos sobre tu cabeza. Comience lentamente a inclinarse hacia adelante, sin doblarse hacia atrás.

    Continúa inclinándote hacia adelante hasta que la parte superior del cuerpo quede paralela al piso, mantén la espalda plana.

    Vuelva lentamente a la posición de pie.

    Repite tres series de cuatro a ocho repeticiones (o tantas como quieras).

    1. Párese en la posición de flexión (rodillas y palmas en el suelo).

    Baja sobre los codos y simultáneamente levanta las rodillas del suelo.

    Endereza tu cuerpo. Sus piernas, caderas y hombros deben formar una línea recta.

    Mantenga esta posición durante 30-60 segundos, manteniendo los músculos tensos.

    1. Párate en el piso y coloca tus pies sobre el ancho de tus hombros, con tus manos completamente extendidas a los lados.

    Haga los círculos más pequeños con las manos en el aire, mientras le arrancan la mano de las caderas.

    Aumente el ancho del círculo lentamente durante cinco minutos. Usa los músculos de tus piernas para estabilizarte cuando círculos más grandes comiencen a afectar tu equilibrio.

    Cuando llegue al círculo más completo, comience a reducir el tamaño del círculo y gire en la dirección opuesta.

    1. Acuéstese en el piso, boca arriba y estire los brazos y las piernas a lo largo del tronco.

    Levante las piernas y la cabeza a unos centímetros del piso, cuando el cuerpo yace en el piso, como los movimientos de un péndulo.

    Repita el ejercicio varias veces.

    Fortalecer los músculos del piso pélvico ayuda a mantener la salud de la espalda baja y fortalece los músculos abdominales profundos. Algunas mujeres también notan que la piel alrededor y debajo de la cicatriz es más densa que la piel que está encima. Perder peso lentamente y practicar el trabajo de los músculos del piso pélvico y los ejercicios de los músculos inferiores puede reducir este fenómeno.

    • Primero, acuéstese de espaldas y doble las rodillas.
    • Aprieta los músculos del piso pélvico al exhalar.
    • Al mismo tiempo, jale y jale el ombligo.
    • Intenta mantener el apretón durante 10 segundos sin contener la respiración.

    ¿Es posible extraer el estómago después de una cesárea? Es inequívoco que los ejercicios de vacío para el abdomen después de la cesárea también ayudan a mejorar el tono de los músculos abdominales internos y mejorar la condición del útero. Pero tales ejercicios se pueden comenzar un mes después de la operación para evitar la divergencia de las suturas y la formación de hernias. Para esto, acostado en el piso, solo necesita aspirar e inflar su estómago, mientras respira de manera uniforme.

    La compresión, el masaje cicatricial y la terapia con silicona son tres formas naturales y no quirúrgicas de minimizar el tipo externo de cicatriz no cómica. La terapia de silicona también ayuda a reducir la picazón, el ardor y el enrojecimiento. Para este propósito, puede usar una crema especial, solo si no hay alergia. La compresión postoperatoria debe localizarse al máximo en la región de la incisión y alrededor de ella. Para este propósito, puede usar ropa interior de compresión especial.

    El masaje del abdomen después de una cesárea, como todos los masajes, tiene muchas ventajas. Calma el dolor, relaja los músculos tensos y rejuvenece tanto física como emocionalmente. Pero es importante elegir un masajista que tenga experiencia en masajes después del embarazo.

    Aproximadamente en 5-6 semanas en el campo de un corte operativo, se forma el tejido cicatricial. En este momento, se sentirá cómodo nuevamente en esta área, no habrá ardor ni hormigueo. En esta etapa, será seguro realizar un masaje especial de tejido cicatricial. Esto requiere un masaje cuidadoso en el área de la piel alrededor de la cicatriz. Tal masaje puede ayudar a reducir la cicatriz y curar las capas más profundas de la herida. Esto también puede ayudar a prevenir la formación de adherencias en los órganos. El masaje después de una cesárea es muy importante para la prevención de complicaciones. En algunos casos, puede experimentar dolor de espalda e incluso dolor pélvico si no ha recibido un masaje posparto adecuado. Puede encontrar problemas para orinar.

    Aunque el masaje posparto es útil, debe evitarlo si tiene una erupción cutánea, eccema u otra infección de la piel. Masajear el área infectada solo empeorará la situación. También evite los masajes si tiene complicaciones durante el parto y si tiene una hernia o presión arterial alta.

    También puede intentar masajear sus músculos abdominales usted mismo. Para hacer esto, use las yemas de los dedos. Cuando se automasaje, no use aceite o loción, ya que no debe deslizarse sobre la piel, debe sujetar la piel y moverla suavemente. Mueva la piel con los dedos, y cuando deje de moverse y sienta una atracción o una leve sensación de ardor, luego mantenga este estiramiento durante 30-90 segundos. También puede sujetar un lado del corte con los dedos de una mano y tirar de él en la dirección opuesta con la otra mano. Haga pequeños círculos y movimientos hacia arriba / abajo (agarrando aproximadamente 1 cm de piel) a lo largo de la incisión, y luego repita durante 2-3 minutos, 2-3 veces al día.

    También ayuda mucho a restaurar todo el cuerpo después de una cesárea: es una buena nutrición y un estado emocional.

    El abdomen después de una cesárea puede causar muchos inconvenientes a una mujer, pero todos los problemas se pueden resolver de manera muy efectiva. Es muy importante que no haya complicaciones después de la operación, entonces ya es posible tratar no solo con el niño, sino también con la restauración del cuerpo. Muy importante para obtener un buen resultado es un enfoque integrado que use no solo medicamentos, sino también ejercicios físicos, nutrición adecuada, caminatas regulares y descanso.

    2. Cuenta tus calorías

    Si bien la lactancia materna quema muchas calorías diariamente, también puede provocarle mucha hambre. La mejor manera de mantener satisfecho su paladar y controlar su peso es observar las calorías que consume.

    Haga elecciones de refrigerios más saludables. Cosas como yogur natural, nueces, semillas de lino, frutas, ensaladas y carne magra pueden ayudar a satisfacer su apetito y ayudarlo a perder peso. Tenga en cuenta que no permita que su recuento de calorías caiga por debajo de 1200 ya que esto puede reducir el metabolismo y ser contraproducente para su objetivo de perder peso.

    3. Obtenga un cinturón post-embarazo

    Los médicos generalmente recomiendan usar una faja o un cinturón abdominal después de una cesárea para proteger las incisiones o heridas. Este cinturón tiene más usos que solo ofrecer protección. Puede ayudarlo a meter esa barriga y también evita la acumulación de células adiposas adicionales en la barriga.

    Puede usar este cinturón en todo momento, excepto mientras come, duerme o usa el baño.

    1. Masajes de ruptura de lípidos

    Si no se ha recuperado lo suficiente como para comenzar a moverse o simplemente no puede reunir la energía para comenzar a hacer ejercicio, puede optar por estos masajes. Fortalecerán sus músculos y huesos, y también tonificarán los músculos y ayudarán a perder peso. Estos masajes también pueden ayudarlo a mejorar la fuerza de su cuerpo para un entrenamiento posterior.

    2. Comience a caminar

    Caminar, especialmente caminar rápido, es conocido por acelerar el proceso de recuperación y también prevenir coágulos sanguíneos. Caminar no tensa mucho tu cuerpo durante la recuperación, pero te da un buen ejercicio cardiovascular.

    3. Yoga

    Puede comenzar a practicar yoga entre seis y ocho semanas después del parto por cesárea. Es importante que consulte a un médico antes de comenzar a practicar yoga y busque un visto bueno. El yoga, cuando se combina con una dieta adecuada, no solo puede ayudarlo a perder peso, sino que también mejorará la fuerza muscular y la flexibilidad.

    4. Ejercicio

    Una vez que sus heridas se hayan recuperado bien, puede comenzar con algunos ejercicios simples. Tenga cuidado de no exagerar desde el principio. Es mejor comenzar gradualmente y aumentar a medida que pasa el tiempo.

    Aquí hay algunos ejercicios que puedes probar:

    Aubrey Bailey, PT, DPT, CHT

    Aubrey Bailey es Doctor en Fisioterapia con un título adicional en psicología y certificación de la junta en terapia de manos. El Dr. Bailey también es profesor de anatomía y fisiología. Ella es una ex entrenadora personal certificada del American College of Sports Medicine y actualmente trabaja como entrenadora de CrossFit de Nivel 1.

    Inclinaciones pélvicas

    Es vital que comience a fortalecer los músculos alrededor de su abdomen para recuperar la fuerza. La inclinación pélvica es el ejercicio perfecto para esto. Contrae los músculos de tu abdomen y úsalos para inclinar la pelvis hacia adelante. Esto se puede hacer cuando está sentado, de pie o acostado.

    Tablones

    Mantenga su cuerpo en posición de flexión con los codos apoyados en el piso. Mantenga la espalda recta y asegúrese de que sus abdominales estén contraídos. Comience manteniendo esta posición durante 30 segundos y gradualmente permanezca en la posición durante más tiempo.

    Pose de cobra

    Acuéstese sobre su abdomen y coloque las palmas de las manos sobre los hombros. Lentamente, levante la cabeza mientras mete los codos en las costillas y aspira los abdominales.

    Posición del puente

    Acuéstate boca arriba con los pies apoyados en el suelo. Your feet should be placed in line with the width of your hips. Slowly lift up your bottom, your abdomen, and the back and leave the shoulders on the ground. This will work your core muscles without putting any strain on your wounds.

    The first weeks

    The risk of infection is highest during the first few weeks. Dangerous bleeding, which is known as a hemorrhage, is also more likely during this time.

    People should avoid returning to their normal exercise levels for 6 to 8 weeks. Driving is usually not safe for 4 to 6 weeks also.

    The wound may feel sore for a week or two. The muscle surrounding the wound may also feel weak. A doctor may prescribe pain medication for the first 2 weeks. People should ask their doctor about the safety of nursing while taking pain medication.

    The symptoms tend to get steadily better as the incision heals and the uterus contracts.

    In most cases, doctors use dissolvable stitches. These will disappear, and the doctor will not need to remove them. In some other circumstances, a doctor may need to remove non-dissolvable stitches, usually a few weeks after birth.

    Long-term recovery

    Recovering from a C-section takes time and may take longer than a doctor or midwife says it will. Some women experience muscle or incision pain for several months. Others struggle with urinary incontinence due to weakened pelvic floor muscles.

    While these challenges are common, people should not ignore them. Any unpleasant symptoms that persist after the first postpartum appointment with a doctor or midwife warrant another appointment.

    A referral to a specialist, such as a pelvic floor or exercise therapist, can help with long-term recovery.

    Belly Breathing

    This exercise is super easy but it can go a long way in your fitness journey. All you have to do is lie down on your back with your hands on your belly. Then, take a deep breath (through your nose) and feel your abdomen expand. Breathe out (through your mouth) and pull your stomach in as you do. Breathe in, hold, and breathe out for 5 seconds each and repeat this around 3 times a day. This exercise will relax you as much as it will help lose weight!

    Always seek approval from your doctor before engaging in rigorous exercises to avoid injury or discomfort. Stay clear of sit-ups and crunches until your doctor approves, as these exercises can cause the separation of abdominal muscles. A good diet, an easy regimen of exercise and simple practices like drinking water can help you get back to your pre-pregnancy weight quite easily.

    Resources and References: Healthline

    Lillian Downey

    A Jill-of-all-trades, Lillian Downey is a certified Responsible Sexuality Educator, certified clinical phlebotomist and a certified non-profit administrator. She's also written extensively on gardening and cooking. She also authors blogs on nail art blog and women's self esteem.

    You might be discouraged about the condition of your body after a C-section. After nine months of carrying around a heavy baby belly, you're likely more than ready to get your familiar old body back. Cesarean sections take more of a toll on your body than uncomplicated vaginal deliveries because you have a major surgery to recover from.

    With the right balance of healing, light exercise, muscle work and good eating, you'll be able to reach your goal weight and develop the strength and stamina you'll need to care for your new addition.

    Exercise After C-Section

    Wait until you see your doctor for your first post-op follow-up appointment before beginning exercise after a C-section. You may feel ready but your incision site and healing tissues may tell another story. It can take six to eight weeks before you are allowed to do an exercise other than easy walking, according to Kaiser Permanente.

    Post C-Section Belly

    Although you might be anxious to work on your post–C-section belly, these exercises need to be done cautiously to be sure you are healed from surgery. Start strengthening and tightening your abdominal muscles with some easy breathing exercises designed to work your abdominal muscles. You can perform these exercises from the first day after your C-section:

    • Place your hands or a pillow over your incision site and breathe deeply, filling up your diaphragm with as much air as possible.
    • Exhale slowly and repeat until your muscles feel tired.
    • Repeat several times per day.

    9 tips for a faster recovery

    Every C-section is different. Recovery may take longer when someone has a C-section as an emergency procedure. Infections, problems with the incision, and underlying health problems, such as diabetes, may also make recovery times longer.

    The most important thing a person can do to recover more quickly is to talk to their healthcare provider. They should ask lots of questions about what to expect, then follow the recommendations they receive.

    People can speed up their recovery from a C-section with the following methods:

    Consider Your Diet

    Eat a diet high in nutrients and low in saturated fat and excess sugars to best benefit your body after C-section. This will help you lose weight and will support healing and a robust milk supply. Choose whole grains, fresh fruits and vegetables, and low fat protein sources, according to the Mayo Clinic. Make sure you're only eating when you're hungry.

    Consider breastfeeding your baby. Researchers in a study published in 2013 by the Food and Nutrition Bulletin found that breastfeeding moms lose more weight, more quickly than moms who formula feed. Breastfeeding calls on your body to burn additional calories as it creates and replenishes your milk supply.

    1. Get plenty of rest

    Rest is vital for recovery from any surgery. Yet for many new parents, rest is nearly impossible with a newborn in the home. Newborns keep irregular hours and may sleep for only 1 or 2 hours at a time.

    People should always try to sleep when the baby sleeps, or get help from a loved one so they can take a nap.

    It is easy to feel overwhelmed by chores or to want to entertain visitors. But giving up sleep to put away dishes or keep the house clean can be damaging to someone's health. It is more sensible to try to sleep as much as possible.

    Build Back Up

    Start a cardio program that includes low-impact but heart-rate increasing activities like walking or swimming. Warm up before exercising and cool down afterward to avoid muscle strain or injury. Perform these exercises at least three times per week. Add muscle-strengthening exercises on off-days as muscle increases fitness level and burns more calories.

    Stop exercising if you feel a tearing sensation at your incision site or if you develop nausea, dizziness or any type of pain, and seek immediate medical attention. Start slowly and build back up to your pre-pregnancy workout routines.

    2. Ask for help

    Newborns are demanding. Caring for a baby after major surgery can be exhausting, and it is not possible for all new parents to manage this alone. Ask for help from a partner, a neighbor, family, or a trusted friend.

    People may benefit from lining up a meal train or a schedule of visitors who can watch the baby while they rest or take a shower.

    Recruit Some Friends

    Life can be stressful with a newborn, particularly if you're also recovering from surgery. This can make it difficult to find time to work on your body. Consider joining a postpartum exercise class for new friendships and moral support. Or look for activities you can do that include your baby, such as walking through a park.

    3. Process your emotions

    Giving birth can be an emotional experience for all involved.

    Women who experience emergency deliveries or traumatic births, as well as those who have cesarean deliveries they hoped to avoid, may have to process difficult emotions about the birth.

    These new feelings can make the transition to parenthood more difficult than it is for others, and can trigger feelings such as guilt and shame.

    Many people benefit from getting help with processing these emotions.

    Talk to a partner, friend, or therapist. Getting early support may help reduce the risk of postpartum depression and can help women experiencing postpartum depression to get quicker treatment.

    Consider joining an in-person postpartum support group. If none are available, try taking part in online support networks. An example of this is Postpartum Support International, which offers weekly online support meetings.

    4. Take regular walks

    Lifting and intense aerobic exercise are out for the first few weeks of recovery. As an alternative, walking can help with staying fit and maintaining good mental health.

    Taking a walk also reduces the risk of blood clots and other heart or blood vessel issues. Some new parents like walking with other new parents as part of a group, or meeting up with a neighbor to push their babies in their strollers.

    5. Manage pain

    There is no need to be in pain while struggling with all the other demands of new parenting. People must take the pain relievers prescribed by their doctor. If they do not work or if the pain gets worse, they should contact a healthcare provider for advice.

    6. Watch for signs of infection

    Some doctors will ask new parents to take their own temperature every 24 hours to monitor for signs of infection. People can consult with their doctor or midwife to ask if this is a good strategy.

    Also, people must be mindful of other signs of infection, such as swelling, intense pain, red streaks coming from the incision, or chills. Contact a doctor or go to the emergency room if these symptoms appear.

    7. Fight constipation

    The combination of hormonal shifts, weaker stomach muscles, and spending lots of time lying down can lead to constipation. Severe constipation can be painful, and straining can injure the C-section incision.

    Drink plenty of water and ask a doctor about taking a stool softener. Eating plenty of fiber-rich foods, such as fruit and vegetables, can help to prevent constipation.

    8. Get support for breastfeeding

    Having a C-section is linked to a higher risk of breastfeeding difficulties. A lactation consultant can help new parents successfully breastfeed, even when they face obstacles, such as separation from the baby after birth. If breastfeeding is not going well, people should ask for help.

    If a new parent is in pain, sitting in a comfortable, supportive chair and using a breastfeeding cushion, or nursing in a laid-back, reclining position can make breastfeeding easier.

    9. Seek help for long-term issues

    Some women experience long-term pain after C-section. Others experience muscle weakness, incontinence, or depression. These issues are common, and people should not feel ashamed if they have these experiences. Nor is there any need to suffer in silence.

    If symptoms continue after the final postpartum appointment, a new mother should contact a doctor or midwife. They may then receive a referral to a specialist or be offered tips for resolving symptoms at home.

    Cuando ver a un doctor

    After a C-section, people should call or see a doctor if they experience the following:

    • intense uterine cramps
    • uterine cramps that go away and then return
    • difficulty urinating
    • frequent headaches
    • anxiety or depression

    People should go to the emergency room if they experience:

    • bleeding that soaks through more than one pad or tampon per hour for more than 2 hours
    • signs that the incision has ruptured, such as bleeding or oozing from the incision
    • thoughts of harming themselves or their baby
    • intense calf pain, especially if accompanied by swelling or numbness in the feet
    • falta de aliento

    Resumen

    The transition to parenthood can be difficult, especially when someone is recovering from major surgery. A supportive family or group of friends, caring medical staff, and reasonable expectations can make the recovery journey and the transition to parenthood feel more manageable.

    Many women recovering from a C-section worry about the risk of surgery in a future birth.

    A generation ago, a prior C-section meant that all subsequent births had to be surgical. Now, the American College of Obstetricians and Gynecologists (ACOG) recommend that vaginal birth after cesarean, or VBAC, can reduce the risk of childbirth complications.

    Most research suggests that 60 to 80 percent of women who have cesarean deliveries can have successful vaginal deliveries.